viernes, 4 de marzo de 2016

Amor y poesía

"El doctor" - Marwan

Estoy preocupado,
hacía demasiado que no me encontraba así.
Siento que la vida me da patadas por el pecho,
que tengo una tropa de niños salvajes botando en las costillas,
que un brutal tsunami va a galope por mi cráneo.

He ido al doctor a por respuestas.
Dice que no me preocupe,
pero ante mi insistencia,
y para calmarme,
accedió a hacerme unos análisis
y el resultado es preocupante:
subida súbita de los niveles corporales de adrenalina,
dopamina, serotonina, oxitocina y vasopresina,
estrógenos y testosterona disparadas,
las endorfinas en ala delta por el cielo más azul de este verano.
Y no solo eso. También acuso falta de concentración,
exaltación intensa parecida a la que se produce
cuando consumes sustancias psicoactivas,
reducción de la presión sanguínea,
dilatación de los capilares subcutáneos,
disminución drástica de la sensibilidad al dolor,
las pupilas colonizando todo el iris
y además me he vuelto más valiente, temerario y audaz.

Y dice que tú eres la responsable,
que tú tienes la culpa de todo
y que no es grave,
que no me preocupe
que simplemente
me he enamorado.


"Hagamos un trato" - Mario Benedetti

Compañera
usted sabe
puede contar
conmigo
no hasta dos
o hasta diez
sino contar
conmigo

si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense qué delirio
a pesar de la veta
o tal vez porque existe
usted puede contar
conmigo

si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo
no piense qué flojera
igual puede contar
conmigo



pero hagamos un trato
yo quisiera contar
con usted

es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.


"Libre te quiero" Agustín Gracía Calvo

Libre te quiero,
como arroyo que brinca
de peña en peña.
Pero no mía.

Grande te quiero,
como monte preñado
de primavera.
Pero no mía.

Buena te quiero,
como pan que no sabe
su masa buena.
Pero no mía.

Alta te quiero,
como chopo que en el cielo
se despereza.
Pero no mía.

Blanca te quiero,
como flor de azahares
sobre la tierra.
Pero no mía.

Pero no mía
ni de Dios ni de nadie
ni tuya siquiera.



"Innormal - 24" - Carlos Miguel Cortés

Quiero que bailes con todos los que te dé la gana,
quiero que vengas a mí con todo tu pasado
pero deseando vestirte para un futuro juntos,
quiero ser quien te haga volar más alto,
y no el que te corte las alas,
quiero quererte como los dos queramos
no solo como yo quiero,
quiero que te escapes cuando lo necesites
y vuelvas a mi sólo si lo deseas,
quiero que los celos aparezcan solo
cuando uno de nuestros gatos quiera más
a uno que al otro,
quiero que te entregues
todo lo que sientas
y ojala sea
hasta sentirte mía,
quiero quiero quiero quiero
saber lo que quieres
por delante de lo que quiera yo.

Que te quiero libre,
no atada a mis versos,
ni a la tópica idea del amor,
ni las convenciones sociales,
ni a la moral católica.

Libre

Te quiero
sólo
si eres
libre


"Es necesario" Guisela lópez

Es necesario
revertir el hechizo.

Ese
que borra a las mujeres
de los libros de historia,
de las esferas de poder,
de las antologías.

Ese
que las encierra
entre cuatro paredes
con solo
colocarles un anillo.



¿Acaso hace falta más? - Karmelo C. Iribarren

La oigo subir por la escalera,
es ella, pienso,
estoy seguro,
sólo ella es capaz
de sacarle esa música
al cemento.
Ya está aquí,
abro la puerta, la ayudo
con las bolsas:
pan, jamón,
cerveza, café, queso...,
comemos
y nos reímos un rato
del mundo.

¿Qué por qué?
Ni lo sé
ni me importa.

Es miércoles,
tres de marzo,
un día gris, oscuro,
sin historia,

un día de perros, sí,

pero estamos enamorados.

¿Acaso hace falta más?

lunes, 8 de febrero de 2016

Neil Cassady, noventa aniversario de su nacimiento.

Con la excusa del noventa aniversario del nacimiento de Neil Cassady, desde la Biblioteca Sarasate nos apetece presentaros un libro que para muchos, especialmente durante los años sesenta y setenta del siglo pasado, fue un libro de culto y de verdadera referencia, nos estamos refiriendo a En el camino, de Jack Kerouac, un canto a la libertad protagonizado por una juventud inquieta que se rebela contra los dogmas ortodoxos y ultraconservadores de la sociedad norteamericana de mediados del siglo XX. Es un libro dictado desde la alegría y la rebeldía.

Uno de los temas principales de la novela es la amistad, la amistad que de verdad surgió entre un grupo de jóvenes creadores, la mayoría novelistas y también poetas. En el camino esconde una aventura de constante tránsito, un viaje continuo de costa a costa por el continente estodounidense, donde la carretera es la libertad.

Neil Cassady y el poeta Allen Ginsberg.

He aquí los protagonistas principales del viaje, Neil Cassady (izq.) y Jack Kerouac. La editorial prohibió que se publicaran sus verdaderos nombres, así como los del resto del grupo, así que Kerouac tuvo que recurrir a los pseudónimos, Dean Moriarty y Sal Paradise, aunque hoy todo lector de la novela puede saber quién se esconde tras esos nombres.

Estas son las rutas que los protagonistas recorren, el color varía en función de los diferentes años, la historia de la novela discurre entre los años 1947, 1949 y 1950. Rutas hechas en coche, en autobús, haciendo autostop o simplemente caminando, porque como os decimos, lo importante es estar en el camino, el camino les permitía hallar un espacio en el mundo, encontrarse a sí mismos y al mismo tiempo dar sentido a su existencia; el camino es la vida y es la libertad.


Os dejamos con este fragmento de esta magnífica novela que invitamos a leer. No os la perdáis es una deliciosa aventura, una odisea moderna, un viaje que vosotros podéis disfrutar desde el sofá de vuestras casas.

Así, en esta América, cuando se pone el sol y me siento en el viejo y destrozado malecón contemplando los vastos, vastísimos cielos de Nueva Jersey y se mete en mi interiór toda esa tierra descarnada que se recoge en una enorme ola precipitándose sobre la Costa Oeste, y todas esas carreteras que van hacia allí, y toda la gente que sueña en esa inmensidad, y sé que en Iowa ahora deben estar llorando los niños en la tierra donde se deja a los niños llorar, y esta noche saldrán las estrellas (¿no sabéis que Dios es el osito Pooh?), y la estrella de la tarde dedicará sus mejores destellos a la pradera justo antes de que sea totalmente de noche, esa noche que es una bendición para la tierra, que oscurece los ríos, se traga las cumbres y envuelve la orilla del final, y nadie, nadie sabe lo que le va a pasar a nadie excepto que todos seguirán desamparados y haciéndose viejos, pienso en Dean Moriarty, y hasta pienso en el viejo Dean Moriarty, ese padre al que nunca encontramos, sí, pienso en Dean Moriarty.

jueves, 28 de enero de 2016

Siddartha, de Hermann Hesse

Hoy queremos presentaros Siddartha, la universal novela de Hermann Hesse, escritor alemán de la primera mitad del siglo XX. La novela relata la búsqueda que realiza Siddhartha para alcanzar la sabiduría; constantemente en la novela se incide en la búsqueda de esta sabiduría como la Unidad. La novela de Hermann Hesse se encuentra redactada en tercera persona y nos muestra, introspectivamente, sus sentimientos a través de las diversas experiencias que forman su vida, hasta el momento en el que conoce a su maestro final que lo llevará a la perfección tan anhelada. La novela está inspirada en alguna medida en la vida y experiencias de Buda, pero no se trata de la misma historia.


"Siddhartha" significa "aquel que alcanzó sus objetivos" o "todo deseo ha sido satisfecho". " El nombre del Budha, antes de su renunciación, era el Príncipe Siddhartha Gautama, luego el Buda Gautama.


“Siddharta había empezado a alimentar el descontento en su interior. Comenzó por comprender que el amor de su padre, el cariño de su madre y también el afecto de su amigo Govinda, no le haría feliz para toda la vida. No le satisfacía ni le bastaba” (extracto de la novela).


martes, 12 de enero de 2016

Fahrenheit 451

¿Te imaginas un mundo sin libros, un mundo en el que apenas queda espacio para la imaginación, para la sugestión, para los sueños? Esto es lo que ocurre en la inquietante novela de Ray Bradbury, Fahrenheit 451, los libros están prohibidos, puesto que provocan angustia, pero... ¿no será acaso que nos hacen pensar y activan nuestro espíritu crítico? Posiblemente sí, por eso desde altas instancias se pretende que la población viva aborregada, sometida y condenada irremisiblemente a ser feliz, pues ser feliz es obligatorio en este claustrofóbico universo. Ni que decir tiene que la felicidad no exite como tal, se trata de un conformismo vacuo, frívolo y vulgar.

 Pero no todos los espíritus son tan insensibles a la prohibición, el protagonista, un tal Montag, que trabaja como aplicado y disciplinado bombero (los bomberos de dedican a la quema de libros), es abordado de camino a casa por una vecina que, tras una amena y distendida charla, le pregunta "¿es usted feliz?". Montag quedará profundamente afectado, esa cuestión activará en él un espíritu crítico que irá creciendo a la vez que la historia.
¿Es usted feliz?
Desde la Biblioteca Sarasate queremos invitarte a leer este libro, un magnífico y original alegato en favor de la libertad de expresión y la libertad de los individuos.

El título hace referencia a la tempertura a la que arde el papel, y como se ve en este fotograma de la versión cinematográfica del mismo título, hay personajes que están dispuestos a morir junto a sus libros. 
Acércate a nuestra biblioteca, aquí los libros no arden, simplemente se transitan, se paladean y disfruntan.

viernes, 11 de diciembre de 2015

Hoy os presentamos una maravillosa fábula contemporánea, en la que una gaviota es víctima de un desastre natural provocado por el hombre. 

El escritor chileno Luis Sepúlveda nos cuenta la historia de Zorbas, un gato callejero, fuerte y noble, con un elevado sentido de la responsabilidad y el compromiso, que se ve inmerso en la maravillosa aventura de criar a una gaviota.
Zorbas cumplirá su palabra, no sólo porque criará al polluelo, sino también porque le enseñará a volar. En ese empeño contará con la ayuda de sus amigos. No será tarea fácil, son gatos acostumbrados a buscarse la vida en el puerto de Hamburgo, gatos curtidos por la lucha por la supervivencia.

jueves, 3 de diciembre de 2015

Monótonos Golpes de Estado


Dentro de la colección de Voces del Extremo, os presentamos este poemario de Iván Rafael. Poeta dotado de una aguda mirada crítica,con un dominio magistral de la ironía. Una ironía mordaz, distante y crítica, a veces estrechamente ligada al humor. Su poesía nace de la actualidad diaria, de la denuncia, de la injusticia social, de la corrupción, la desigualdad y de todo ese material de desecho que nos rodea.

Como veréis, no toda la poesía tiene que hablar de atardeceres otoñales ni de damas cuyas siluetas se recortan en el horizonte, hay poesía desprendida de lirismo que no deja por ello de ser poesía, como es el caso de  la obra de Iván Rafael y de otros muchos poetas contemporáneos.

Para acceder a su obra podéis visitar su blog "Voz de tiza" https://vozdetiza.wordpress.com/

Os dejamos en nuestra biblioteca alguna de sus muestras:


Historia de un embudo

Península situada al sudoeste de Europa y al norte del continente africano.
Tierra de íberos, turdetanos y vascones abundante en conejos.
Colonias romanas de la costa mediterránea de Iberia.
Provincias Baetica, Tarraconensis y Lusitana.
Dominios de suevos, vándalos y alanos.
Gallaecia, Hispania y Narbonensis.
Emirato árabe de Al-Andalus.
Reino de Castilla y Aragón.
Imperio católico español.
Monarquía española.
Primera república.
Otra monarquía.
Otra república.
Dictadura.
España.
Spain
S.A.
Los Reyes Magos no existen
Los Reyes Magos no existen.
Burguer King es el número dos en ventas.
Y Juan Carlos I es heredero de un dictador.
Así que no hay duda:
Todas las coronas son postizas.
Pero que no vengan a hablarnos de ensaladas del mcdonalds
ni de elecciones generales al congreso de los diputados,
que hay mentiras pretendiendo hacer verdad
de la impostura
y tú y yo
ya sabemos
que los Reyes Magos no existen
y papá y mamá son
los pajes.
Nos decían que dios era el padre.
Obleas
Nos decían que dios era el padre
y que era el hijo.
Nos decían que dios era el padre
y que era el hijo
y que era una paloma.
Nos decían que el hijo
-que era el padre-
había sido concebido por el padre
-que era el hijo-
por medio de la paloma
-que era el padre y que era el hijo-
sin cópula alguna
en el vientre de una mujer inmaculada
que era la madre
del hijo
del padre
y de la paloma.
Nos daban una oblea
y nos decían que nos comiéramos
a los tres.
Nos decían
que había que tener fe para tragárselos.
Y yo creía
hasta el momento en el que
el padre, el hijo y la paloma
se me quedaban
pegados al paladar.
Somos tontos.
Somos tan tontos
que quisimos una sociedad
de hombres y mujeres libres
e iguales
y pusimos a calentar la cera.
Tan tontos
que pusimos a calentar la cera
y le echamos la culpa a la recepcionista.
Tan tontos
que le echamos la culpa a la recepcionista
y al conductor del autobús
y al cartero
y al de la ventanilla
y al que falló un penalti
y al que votó en blanco
y al que cavó la zanja
y al que puso el dedo en la llaga
y no al que hizo la herida.
Somos tan tontos
que quisimos una sociedad
de hombres y mujeres libres
e iguales
y pusimos a calentar la cera.
Tan tontos
que pusimos a calentar la cera
y le cobramos el café a los funcionarios.
Tan tontos
que le cobramos el café a los funcionarios
e invitamos a champagne al accionista,
que cerramos la puerta al inmigrante
y le dimos la llave a un extranjero,
que nos agarramos el bolso o la cartera
y colocamos la caja de caudales
en casa del butronero.
Somos tontos
Somos tontos,
somos tan tontos
que quisimos una sociedad
de hombres y mujeres libres
e iguales
y pusimos a calentar la cera.
Tan tontos
que pusimos a calentar la cera
y precintamos los cubos de basura.
Tan tontos
que precintamos los cubos de basura
y le quitamos el pan duro a los mendigos.
Tan tontos
que le quitamos el pan duro a los mendigos
y el cartón al vagabundo
y el bastón al pensionista
y la muleta al cojo
y el sitio a la embarazada
y la piruleta al niño
y el peluquín al calvo
y el bote al tonto
y el collar al perro
y nos lo pusimos.
Somos tontos,
somos tan tontos
que quisimos una sociedad
de hombres y mujeres libres
e iguales
y pusimos a calentar la cera.
Tontos,
muy tontos,
tan sumamente tontos
que pusimos a calentar la cera
como hombre y mujeres libres
e iguales
y acabamos
todos
depilándonos.

viernes, 13 de noviembre de 2015

Bienvenidos

Hola, bienvenidos al blog de la Biblioteca Sarasate, la biblioteca de nuestro instituto. Desde este espacio os invitamos a participar, a contarnos los pormenores de vuestras aventuras lectoras,  a intervenir y consultar las propuestas que desde aquí se irán colgando. Este blog es también tuyo, una extensión de nuestra propia biblioteca. Unamos nuestras bibliotecas para ser todos culturalmente más ricos.

Biblioteca Sarasate nace con la intención de erigirse como estimulador de lecturas, desde aquí, y también desde el propio espacio físico de la biblioteca del instituto, trataremos de haceros llegar esos títulos que, sin ser imprescindibles, pueden contribuir a cambiar vuestra manera de ver el mundo.

Vosotros también podéis participar con esas lecturas que por una u otra razón os han llamado la atención y queréis dar a conocer a otras personas.

Ponte en contacto con el blog y escríbenos.